Una Millenial sin luz

Creo que si vives en Puerto Rico sabes que hasta por un viento “bobo” se va la luz, eso se lo tenemos que agradecer a nuestro “eficiente” sistema de electricidad y la infraestructura “mega moderna” de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE). Por ellos sabemos que si viene un fenómeno natural, lo único que tenemos seguro es que estaremos sin luz, gracias AEE…

La semana pasada esperábamos asustados a Irma, el huracán de categoría cinco que estremeció el Caribe y le dio de lo suyo a un pedacito de los Estados Unidos. (Me imagino que para que se sintieran parte de) Aunque Irma no llegó a pasar por Puerto Rico, sí afectó en gran magnitud a las dos islas municipio y a las islas vecinas.

Pero tranquilos, donde yo vivo todo estuvo bien. Se cayeron par de árboles nada más. Es solo que, me quedé sin luz desde antes que comenzara a llover. Me levanté por el calor a las 8 de la mañana de ese día y lo primero que dije fue “¿es en serio?”. No podía cree lo ineficiente que es el servicio eléctrico de este país. Ni entiendo por qué me sorprendí, pero bueno…

Whatever, decidí irme porque gracias a que vivo en un apartamento el viento simplemente no fluye. Además me tenía que ir porque gracias a que me confíe, no había cargado mis aparatos electrónicos y tenía un montoooooon de trabajo que hacer.

Creo que estuve viviendo en Starbucks de Cupey, por lo menos como 8 días. Sí, mendigando wi-fi en cada coffee shop, buscando como loca lugares con luz y gastando gasolina.

Casi todo Puerto Rico estaba sin luz, qué cosas se podía hacer. No mucho, salías a la calle, visitabas los centros comerciales y era como una de estas películas en las que es el fin del mundo y milagrosamente solo un pequeño grupo de personas sobrevive y salen monstruos de todas partes y los humanos combaten con ellos porque quieren vivir en un lugar donde prácticamente ya no hay vida…uff, no cogí ni aire para decir todo eso, pero es la verdad.

Al menos, por el día aunque fuera a Starbucks a mendigar el Wi-fi y no pudiera sentarme porque todo Millenial adicto a sus celulares estaba allí haciendo nada, tenía aire gratis. Pero cuando llegaba la noche era otra historia. ¡Que calor p#!$¡%/! El aire no soplaba, daba mil vueltas en la cama, amanecía sudada y me levantaba a cada rato.

Esa no era la única tortura en la noche, también lo era utilizar el celular lo menos posible para que no se acabara la carga y pelear con el internet porque estaba mega lento. At&t, me fallaste. No tengo hermanos en la casa, así que tampoco pude entretenerme jugando cartas ni juegos de mesa como la mayoría de los puertorriqueños hace en medio de una tormenta para matar el aburrimiento.

Mi entretenimiento por las noches era un libro y mirar las estupideces que ponían los usuarios de las redes. Porque siempre es así, el boricua a los extremos, o en el vacilón. No hay un “in between”, ni seriedad… Así somos.

WAIT, aunque… por más que critiquen a los millenials, creo que esta vez fueron (incluyéndome) los más que cogieron en serio este fenómeno, se prepararon y se asustaron. Mientras que muchos adultos decidieron confiarse en que el huracán no iba a venir. Okay, no vino.

A medida que pasaban los días, y las personas trataban de llegar a la normalidad, veía que a todo el mundo le llegaba la luz menos a mí. ¡Ajá! Que clase de tortura. Estuve ocho días enteros sin luz. Sofocada, sentía que me faltaba el aire y añoraba la comodidad de lo que es dormir con aire mega arropada, buscar las cosas sin tener que usar una linterna, caminar sin chocar con las paredes y abrir la nevera para recibir la brisa y quedarme a mirar la comida.

Wow, son tantas las cosas que no apreciamos, porque se han convertido en una rutina y no lo vemos como un privilegio. Irma, me hiciste sudar de más, pero aprendí a que los millenials somos unos niños mimados que siempre hemos tenido todo al alcance de nuestras manos y no miramos al que está peor que nosotros. Gracias Irma, perdón humanidad que vive en peores condiciones que yo.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s